sábado, enero 28, 2006

La primera vez

"Es hora" me dije, y deje los nervios a un lado. Esta noche va a ser especial y yo lo sabia. "Esta noche voy a dejar mis miedos, mis remordimientos, mis dudas a un lado, y me voy a entregar toda", murmure, mientras espera que el reloj diera la hora que habia escogido.

No puedo esperar. Quiero prepararlo todo, para que sea perfecto el encuentro. Prendo velas e incienso. Musica suave que seduce mis oidos. Y acompanada de aquel vestido corto, puedo sentir como los vellos de mis piernas se erizan al contacto de mis dedos.

Hace frio, y la temperatura hace que mis senos se muestren erguidos, listos para el combate. Estoy ansiosa, excitada a mil por hora... Y tu no llegas aun, y eso me excita mas.

Con mis dedos acaricio mis piernas. Un resorte imaginario hace que estas se separen. No se que hacer, pero mi mano intuye el camino que debo seguir. Mis dedos hacen el resto. Al principio me siento un poco incomoda, pero esta pronta exploracion de mi sexualidad hace que sienta cosas que nunca en mi vida habia sentido. La lujuria consume mis sentidos y mis dedos siguen explorando, hurgando, entrando, saliendo y yo lo permito, me toco libremente y voy conociendo, sin ti, las emociones que se suponia que ibas a ensenarme. Ya no te necesito. Yo puedo hacerlo sola por ahora.

2 comentarios:

Rudd-O dijo...

Falta tilde en la O de incómoda.

Sería bueno que consideres poner un punto y aparte antes del "Ya no te necesito" que va al final. Sonaria a final statement muy cool.

Very good story.

Anónimo dijo...

"Sonaría" lleva tilde.