viernes, junio 16, 2006

Sensesless...

Después de haber hecho eso, que tanto había soñado, que tanto había fantaseado, se dió cuenta que toda esa fantasía que tanto había planeado, no había cubierto ninguna de sus expectativas.

Se sentía con la mente en blanco. El corazón no estaba en su lugar. Dura como una piedra, sin emoción y sentido. Quería... No, no quería nada.

Cómo puede ser, que después de algo tan grande, de una fantasía tan anhelada, no puede sentir nada?

Quizás por eso, la verguenza y la desesperanza se habían convertido en una masacota difícil de digerir.

3 comentarios:

Jorge Luis dijo...

Es por eso que no hay nada peor que las expectativas.

Percy dijo...

Lo más terrible de perseguir un sueño es...ALCANZARLO.

Anónimo dijo...

lo interezante no es percatarse de la realizacion de algo sino disfrutar mientras se lo concibe a veces lo delicioso no es decirlo al oido sino imaginar haberlo en silencio.

simpleza bastante concreto me agrada ese estilo.. quisiera seguir leyendo mas de esto a la continuidad...