jueves, julio 14, 2005

Palabras

Se encontraba sentada en la puerta, no quería escuchar esas palabras que retumbaban en las paredes de la habitación. "Incitan", "buenas notas", "le hizo caso". Esas frases semi captadas eran borradas rápidamente de su memoria. Pero se estaba negando una realidad que venía escuchando hace más de dos semanas. El problema estaba ahí, latente en su ser.

"Entonces la psicología determina" rozaba sus oídos mientras su mirada se perdía entre las hojas de un frondoso árbol. Corría una leve brisa que bajaba de la montaña, trayendo consigo los sonidos del bosque y el aroma de la tierra húmeda.

Un ángel de color apareció suavemente ofreciendo una delicia para el paladar. "Espero le guste" dijo con una sonrisa antes de desvanecerse.

Ya lo había visto un par de veces. Siempre alegre, siempre contento.

"Que no sirve, que no valen" volvió a escuchar decir a esa persona que no paraba de hablar, porque le estaban preguntando constantemente todo lo que sabía.

Tenía sueño, sus párpados se cerraban repetidamente y se le dificultaba mantenerlos abiertos.

"El mismo hecho de ser mujeres" fue lo último que logro escuchar. El cansacio ganó la batalla, dejándola profundamente dormida mientras la brisa soplaba sus cabellos.

No hay comentarios.: