miércoles, septiembre 21, 2005

Pensamientos suicidas

La soledad siempre la acompañaba, por eso nunca se sentía sola, aunque no hubiera nadie a su alrededor. Cuando todos salían al receso ella se quedaba sentada en el mismo lugar. Le gustaba el sonido de una clase vacía.

Las mochilas al pie de la banca, los cuadernos cerrados al apuro y las sillas desordenadas era lo que sus compañeros dejaban entre risas fingidas y bromas repetidas.


Un cabello tupido de color oscuro se reflejaba sobre la ventana, rebotando un rostro imperfecto, como su alma, como su vida.


8:09 de la noche, ya mismo subiría el profesor con los alumnos, será mejor que guarde el estilete. En otro momento tratará de no sumergirse en sus pensamientos y cortar de una vez por todas su tiempo de vida.

6 comentarios:

Errantus dijo...

Excelente relato

Enrique Rosero dijo...

Chevere me gusto ! Tiene profundidad....BUen trabajo ..

Saludos
Enrique

ÑO!!! dijo...

Es interesante como volvi a sentir la sensacion de una sala de clases vacia, hasta kreo ke pude recordar el olor de los lapices... es interesante porke kizas esa niña soy yo... ke aun no deja sus pensamientos suicidas.

Julio Potter dijo...

Me gusta tu estilo de redaccion, tiene cierto aire de misterio que le da auge a tus cuentos.

Apenas hice mi blogg y me gustaria que pasaras a verlo en un futuro a ver si ya tengo varias cosas escritas por que comparto tus gustos y la de otros por escribir...

Anónimo dijo...

wOoOow! :| nunqa vi nd iwaaL, FeeLiiCiidadez, ezCribes Mui bn, tiene aLgo de suspenso qe le da ese toqe GeniiaL! :D ziGuE azi, espero leer otro! pasar despues! bye y felicidades! :D

Mariposa con las alas rotas dijo...

Wow!!!!
te kedo super increible
la verdad q reflejas lo q muchos sentimos y no sabemos como expresar
WOOOOoW!!!!