domingo, octubre 01, 2006

Despedida

Clara escribió una nota sobre la mesa.
Usaba su lapiz de labios como crayón.

"Siempre te he querido, siempre te querré"

Y era verdad. Siempre lo quiso, desde el momento que lo conoció.
Ella quedó atrapada en medio de su piel blanca y sus labios finos.

Y ahora, tanto tiempo después, viendo que la vida con él y sin él era un infierno, tomaba una solución definitiva.

Como le dolía irse sin despedirse. Pero en el caso de ellos, era tan común.

Agarró sus cosas y se fue.

Y detrás dejó el cadáver de aquel que había sido su amante tantos años, mientras un charco de sangre avanzaba lentamente por la puerta....

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta tu cuento..espero leer otros danic58@hotmail.com

aitan dijo...

contundente, triste, solitaria y final

wat-about-punk? dijo...

algo parecido me paso...