jueves, mayo 04, 2006

El viaje a la luna

Julián era un niño de 7 años que quería viajar a la luna. Siempre la observaba desde la ventana de su cuarto y creía que estando allá arriba se divertiría muchísimo y sería muy feliz. Un día, sus padres compraron un televisor nuevo y botaron una gran caja de cartón a la basura. Julián no lo podía creer, había encontrado su nave espacial. Le dibujó todo un panel de control, idéntico al de una película que vio un par de noches atrás, de unos astronautas que surcaban el espacio.

Luego de tener su nave lista, llamó a sus mejores amigos del barrio, un astronauta no podía viajar solo pensó. Carlos, Leo y Pepe se entusiasmaron tanto que fueron a buscar algún disfraz para ponerse, los astronautas tienen trajes especiales pensaron también.

Llegada la noche salieron de sus casas y se dirigieron al parque. Julián ya los esperaba ahí con la nave. Era espectacular, una nave de verdad. Se acomodaron y luego de abrocharse los cinturones despegaron. Fue un viaje un poco turbulento pero llegaron sin ningún problema. La luna era fabulosa, mucho más bonita que cuando se la veía desde la Tierra.

Se bajaron de la nave y empezaron a jugar a las escondidas. Con todos los cráteres y el terreno desigual, habían un millón de escondites. Luego jugaron a las cogidas y así fueron explorando toda la luna.

Pasaron algunas horas hasta que ya se les hizo tarde, pero estaban tan cansados y se habían divertido tanto que no quisieron viajar de vuelta tan pronto, así que se acomodaron cerca de la nave y se quedaron dormidos. Al día siguiente iban a volver a jugar y luego regresarían a la Tierra.

El problema fue que nunca regresaron, porque nunca despertaron. Cuando se quedaron dormidos empezó a nevar, amaneciendo sus cuerpos congelados e inertes. Todo el viaje había estado en su imaginación.

8 comentarios:

|_Bonny_| dijo...

Que triste y conmovedor!

ROCA(Carito) dijo...

Aveces me pasa que con la imaginacion viajo ....voy a lugares maravillosos donde la gente es dulce y me nescecita y termino despertando con la "fria realidad.
Esta muy bueno el cuento.
Espero que visites mi blog.

Anónimo dijo...

DE TERROR `POBRES CHICOS
QUIZAS EN EL INFIERNO ENCUENTREN EL CALOR PARA RECUPERAR SUS CUERPOS Y PODER VOLVER A SU HOGAR

Anónimo dijo...

k onda kn tu imaginación.....

Anónimo dijo...

este cuento sino me equivoco es de un libro para niños de Santillana de color naranja (arco iris)1987. No lo tienes escaneado? joseorganics@yahoo.com

Nita- dijo...

Anónimo 1: sí, es un cuento con un final no feliz. Es mi imaginación y puedo crear con ella muchas cosas. Esta ocasión decidió irse por ese camino.

Anónimo 2: no saqué el cuento de ningún libro, es producto de mi imaginación. La verdad no se me ocurre un cuento con un final así en un libro para niños xD

Jorge Ramiro dijo...

Me encanta el tema de la literatura y por eso disfruto de leer diversos tipos de historias. Como ya tengo mis Pasajes a Santiago de Chile desde Buenos Aires, espero poder conseguir nuevas historias para leer durante el viaje

Anónimo dijo...

MUY BUENO EL CUENTO!!!!=)