miércoles, mayo 03, 2006

Mariposas ilegales

Marcelino nos escribe desde Badalona, España y nos envía este cuento. Gracias Marcelino.

Esta mariposa no tiene carnet. No tiene permiso de Circulación. No tiene pasaporte. Vive en la ilegalidad y no paga impuestos. No ha presentado certificados laborales ni se sabe su nacionalidad. Es muy difícil de retener, se salta las fronteras y los controles policiales. Quemaremos los bosques, pasaremos apisonadoras sobre los prados y las flores. Talaremos los árboles y secaremos las tierras húmedas, contaminaremos los riachuelos y las fuentes...El aire también es un peligro, hay que ensuciarlo y venderlo embotellado ... ( La Caca-Cola ya se lo esta pensando )...Construiremos carreteras para los que pagan el impuesto de circulación, construiremos grandes edificios que sean mas bellos y grandes que los árboles, y subiremos la contribución...Crecerá nuestra economía, podremos tener hipotecas a mas largo plazo y mas baratas... Podremos tener coches mas lujosos y rápidos...Podremos pasar las vacaciones en cualquier parte del mundo y comprar niñas y niños por un céntimo, podremos tener hermosas mujeres, que no tienen ni para comer, nos harán la ropa los chinos que para ellos el sufrimiento es un placer y una realización personal...Y si a alguien ?le molesta?, le enviaremos unos cuantos misiles fabricados con la tecnología mas punta que tenemos... les destruiremos sus raíces y culturas, y a cambio les construiremos hermosas carreteras para que puedan pagar el impuesto de circulación...bellos edificios tan altos que tendrán que abrir las ventanas para que puedan cruzarlos las nubes ? ¿ y si les ponemos un peaje a las nubes ? - .Con los sencillas que son las cosas, ¿para qué queremos mariposas ?...las mariposas se complican mucho la vida, y total solo son gusanos con alas ( ¡ que asco ! ).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

oe brother bn feo tu cuento o cosa q hayas escrito, so animal

ROCA(Carito) dijo...

Esta bueno ...es todo ironico no?
Je je.
Saludos

Anónimo dijo...

Si claro, es una ironía, una crítica a la globalización